La historia detrás de una simple transferencia de archivos

Ésta semana me he encargado de una tarea que muchos de nosotros hacemos diariamente, transferir ficheros por la red. Continuamente nos estamos pasando mensajes, fotografías, audios, vídeos, etc. por una red que nos interconecta a todos.

Al tratarse de un volumen considerable, la tarea requería un poco mas de dedicación y no era posible enviarse por los medios convencionales (telegram, mail), además el contenido de los ficheros era de importancia y era necesario comprobar que el contenido llegaba correctamente a su destino ya que el objetivo final era borrar los ficheros de origen.

Al igual que toda la historia que envuelve el contenido de éstos vídeos hay toda una historia detrás (y en la misma) del hito conseguido ésta tarde. Ésto hace apenas 30 años hubiese sido una utopía y denota una evolución tecnológica y también un cambio de paradigma en la forma que nos comunicamos los humanos.

Si nos remontamos unos años mas atrás, ésta necesidad de comunicación ya existía en los inicios de la especie humana. Una forma de comunicación serían lo que nos queda de aquellos inicios, las pinturas rupestres.
La comunicación la podemos usar para muchas cosas, para mostrar nuestros logros, para compartir nuestro conocimiento, para almacenar recuerdos e incluso mostrarnos a nosotros mismos. Ésta vorágine comunicativa se transmite mediante el arte: la pintura, la escultura, la escritura, la representación; la evolución del ser humano ha permitido la invención de cada vez mas complejos sistemas de comunicación que requieren una técnica mas avanzada, ésta técnica gracias a cosas como la imprenta o el dominio de la electricidad, se culminan en lo que tenemos hoy entre los dedos de las manos, Internet.

Un archivo de vídeo tiene su historia y el medio usado para transmitir el archivo desde un ordenador al otro, también. Me gustaría centrarme en la que es una de mis especialidades, Internet.

Internet, antes de llamarse internet se llamaba ARPANET y era un proyecto militar de EEUU que pretendía crear una red de comunicaciones que no dependiese de nodos centrales y fuese indestructible. En los años 70 y 80 se centra en Universidades, Gobiernos y Empresas y no es hasta los 90 que se populariza para un uso domestico, pasa a llamarse Internet. A partir de entonces empieza la gran carrera hasta nuestros días donde casi todas las personas del planeta se han conectado al menos una vez en su vida en Internet y un gran número elevado se consideran usuarios diarios.

En aquel 1995, Internet sólo estaba al alcance de unos pocos, requería bastantes conocimientos técnicos y el acceso a la red era lento y caro. Íbamos primero con los módem de 33k que años mas tarde evolucionaron a los de 56k. Años mas tarde, en el 2000 vimos las ADSL, mejoraba la velocidad de comunicación y también los ordenadores eran mas accesibles y usables. En los últimos 10 años con las conexiones de alta velocidad (fibra, 4G/5G, etc.) la capacidad comunicativa ha roto los límites de lo físico y lo temporal.

A fecha de hoy, los humanos somos capaces de capturar un momento presente, recuperarlo cuando lo deseemos, si queremos ponerlo en una cajita y mandarlo de un punto A a un punto B por unos cables electromagnéticos, de cobre o luz, copiarlo infinitas veces y transmitirlo a infinidad de personas. Simplemente me parece mágico!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.