Blackhold

Explicación del calendario que tenemos

Posted on febrer 4th, 2014 by admin

Hace unos días vi un programa en la televisión, el quèquicom, un programa de temática científica y tecnológica, en el que explicaban entre otras cosas la evolución de los días de la semana y el porqué de la cantidad de números del mes.

Aquí tenéis el vídeo (catalán) del programa completo:


Quèquicom : El calendari de la fi del món

Una de las dudas que se hace la presentadora es el porqué del calendario que usamos en la actualidad.

Originariamente el calendario Romano empezaba en el mes de marzo, dedicado al Dios de la guerra. El porqué era, que los consulados romanos empezaban a gobernar en Marzo y estos funcionaban de marzo a marzo.

Había un pueblo, cercano al actual Calatayud que se llamaba Segeda, que querían ampliar su zona de influencia y esto el senado Romano no se lo tomó muy bien y mandó un ejército de 30mil hombres debajo del mando de uno de los consuls que mandaban aquél año. Era el año 153 a.C.
Luego éste consul les dijo, yo si empiezo mi consulado en Marzo, no tengo tiempo de ir a Hispania, ganar y volver en un año. Entonces le concedieron el privilegio de empezar un poco antes, lo que ahora sería a principios de Enero. Desde aquel momento, todos los consulados empezaron a principios de Enero y se instauró como una tradición. Así el calendario civil, se estableció que empezase en Enero.

El calendario Romano antiguo tenía 10 meses, pero ¿cuándo entran en escena los otros dos para tener doce?

Tenemos inicialmente 10 meses, pero al final del año que añadían un bloque de días que eran muy arbitrarios. Entonces, el sucesor de Rómulo, Numa Pompilio (s.VII a.C.), ordenó estos días en 2 meses mas, el once y el doce. El segundo de estos dos recibía el nombre de Februarius, debido a que se hacían unos ritos purificadores que se llamaban Februalia.

Para el nombre de los meses hay distintas teorías.
– El primer mes Romano Martius estaba dedicado a Marte, el Dios de la Guerra.
– El segundo Aprilis, al Jabalí, un animal sagrado para los Romanos, llamado Aper. Hay quien dice que también viene de la Deesa Afrodita, símbolo de germinación…
– El tercero Maius, dedicado a la Deesa Maia, una de las Pleyedes.
– El cuarto Junius, a la Deesa Juno, que era la mujer de Jupiter.

Y a partir de aquí, no se sabe por un exceso de orden o de falta de imaginación, recibían un nombre en motivo de su orden, siendo:
– El quinto Quintilis.
– El sexto Sixtilis.
– El séptimo September.
– El octavo Octover.
– El noveno November.
– El décimo December.

A causa de los irreductibles Celtíberos, los meses once y doce, pasaron a ser los dos primeros del año. Al realizar este cambio, los meses ya no concordaban con su posición, ya que el Quintilis, pasaba a la séptima posición.

Pero se realizaron mas reformas: El primer mes del año, se lo dedicó al Dios de las puertas, Janus, llamando el primer mes como Januaris.

El calendario viene del latín, kalendarium. El kalendarium, era un libro de cuentas menusales. Las deudas se pagaban el primer día de cada mes, es decir, en las kalendas.

Julio César (46 a.C.), organizó todos los días del año, poniendo inicialmente 30 días en cada mes. 30×12 son 360. Aunque Julio César sabía que la duración del año era de 365 días y que faltaba un día cada aproximadamente 4 años. Es por esto que cogió estos 5 días que le faltaban y los colocó mes si, mes no. Uno a Januaris, otro en Martius, otro en Maius, otro en Quintilis y otro en September. Pero así quedaban los días de los meses descompensados y sacaron 1 día del Februarius, el mes de la purificación. Así que Februarius quedó con un día menos y November quedó con 31 días.

Cuando Julio César fue asesinado, el Senado en honor suyo, cambió el nombre del Quintilis, que era el mes en el que él había nacido, por el de Julius.

Parece que Augusto (8 a.C.), tenía ganas de tener un mes con su nombre. Así que el senado le puso el Sextilis con su nombre, Augustus.
Hay una leyenda que dice que Augusto no estaba muy contento porqué su mes sólo tenía 30 días, cuando Julius tenía 31. Entonces el senado añadió un día mas en el mes de Augustus y éste lo sacó del Februarius, quedándose el Februarius con 28 días y Augustus con 31.

Julio César, sabía que cada 4 años se tenía que añadir un día, así que éste día se añadía en el mes de Febrero.

Entonces quedaban 3 días seguidos de 31 días, Julius, Augustus y September, pero esto no era muy correcto, así que sacaron un día de September y lo pasaron al October y sacaron un día del November y lo pasaron al December.

¡Y así quedaron los días de nuestro actual calendario!

This entry was posted on dimarts, febrer 4th, 2014 at 17:11 and is filed under Analógico. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

« »

guy fawkes